Preguntas frecuentes – FAQ

Estas son las preguntas frecuentes entre los pacientes.

Si deseas más información, quieres resolver una duda personal concreta o tienes otras dudas no contempladas en las preguntas frecuentes, contacta con tu Dietista Nutricionista.

Sí, pero solo en los alimentos que se indica y es necesario.  Otros alimentos no indican peso.
La dieta no es para pesar «al gramo», así que no te preocupes. 
Es importante pesar todo unos días hasta que se pueda calcular a ojo las cantidades de lo que comemos.
Los pesos se indican siempre en crudo y sin desperdicio. Por lo que si se indica 150 g de muslos de pollo hay que pesar algo más -ya que el hueso pesa y no nos lo vamos a comer-.

Puede haber muchas circunstancias por las que necesites cambiar el orden.
En general, se puede cambiar el orden de los días, por ejemplo hacer 1, 2, 4, 3.
También se puede intercambiar la comida por la cena, o la media mañana por la merienda del mismo día.

Normalmente no. La dieta está perfectamente equilibrada de forma que eliminar alimentos puede resultar en menos calorías pero en un desequilibrio de nutrientes que impida perder peso.
Si necesitas cambiar algo en tu dieta contacta directamente con tu Dietista Nutricionista.

Hay dos básculas recomendadas para seguir tu evolución, ambas de uso profesional y validadas clínicamente.
A pesar de ello, su uso es muy sencillo y su precio asequible.
Por ser validadas clínicamente tienen un margen de error aceptable y pueden usarse para controlar le peso y la grasa corporal de forma eficaz.
       

No.
La dieta no añade un día libre sistemático.
Una cosa es que ocasionalmente nos saltemos la dieta con algo pequeño. Otra muy distinta, es fomentar que os saltéis la dieta. No es educativo, no crea hábitos saludables ni os ayuda a lograr vuestro objetivo.

No dejes de comer “para compensar” que hayas comido demasiado.
Si por los motivos que sean te has saltado la dieta, vuelve a ella «como si nada» en la siguiente comida.
Si quieres quemar lo que has comido, la mejor forma es aumentar el ejercicio físico.