Publicado el

Esofagitis eosinofílica

Esofagitis eosinofílica

La esofagitis eosinofílica es un trastorno inflamatorio crónico que consiste en la inflamación de la pared del esófago. El esófago es el conducto que permite el paso de los alimentos desde la faringe hasta el estómago. Está caracterizado por una densa infiltración de leucocitos eosinófilos.

Los eosinófilos son leucocitos con funciones pro inflamatorias que participan habitualmente en las enfermedades alérgicas, como la rinitis estacional, la dermatitis atópica o el asma bronquial, y que forman parte de la estructura normal de ciertos órganos del tubo digestivo. El esófago, sin embargo, en condiciones normales está desprovisto de ellos.

Las alergias alimentarias son cuadros clínicos secundarios a la ingesta, contacto o inhalación de alimentos que desencadenan una respuesta inmune inadecuada del organismo.

Varias razones han llevado a relacionar la esofagitis eosinofílica con una alteración alérgica, en la que diversos alimentos o sustancias ambientales, como pólenes y otros alérgenos inhalados, producirían una inflamación tras su contacto con el sistema inmunológico de la pared del esófago. Esta inflamación mostraría su remisión ante dietas carentes de alérgenos o al seguir un tratamiento con fármacos antialérgicos.

Síntomas de esofagitis eosinofílica

  • Rechazo al alimento: poner la lengua para impedir el paso de la cuchara, dar arcadas al ver la comida o taparse la boca.
  • Nauseas.
  • Exceso de saliva (hipersalivación)
  • Síntomas respiratorios: tos, sinusitis, catarros o neumonía
  • regurgitación.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal y dolor torácico.
  • Sensación de quemazón que sube desde el estómago (pirosis).
  • Atasco o impactación del alimento que se para en la garganta.
  • Dificultad para tragar (disfagia)
  • Niños y adultos comen muy lentamente, empleando más tiempo que el resto de personas y suelen beber tras cada bocado para ayudar el paso del bolo alimenticio.

Prevención

No hay medidas preventivas como tal contra esta enfermedad.

Genes relacionados con el desarrollo de esofagitis

SNP : rs2302009
Gen o Región : CCL26

El desarrollo de la patología esofagitis eosinofílica (EE) supone la interacción tanto de factores ambientales, que contribuyen notablemente, como de otros factores como los estímulos antigénicos de los alimentos y aeroalergenos y factores genéticos.

Gracias a los estudios de genes candidatos y los estudios de asociación del genoma completo o GWAS se han identificado varios genes candidatos que parecen estar relacionados con el riesgo de EE, ente ellos encontramos: eotaxin-3 (también conocido como CCL26), filaggrin (o FLG), TGFB1, TSLP, LRRC32, ANKRD27, C11orf30, calpain14, y STAT6. Se ha visto que la mayoría de los genes identificados podrían estar relacionados con otras patologías como la sensibilización alérgica, la dermatitis atópica, la rinitis alérgica y el asma (Clayton and Peterson, 2018).

El gen CCL26 codifica para una quimiocina que es abundante en pacientes con EE. Blanchard et al. encontraron que este gen era el gen más inducido en EE, demostraron que los niveles de mRNA y de la proteína eotaxina-3 se correlacionan fuertemente con el tejido esofágico de pacientes con EE. Los niveles de eotaxina-3 en plasma también eran mayores en los pacientes con EE (64 ± 36 pg/ml) en comparación con los controles sanos (25 ± 21 pg/ml). Además, Blanchard et al. observaron que el polimorfismo rs2302009 en el extremo 3’ UTR del gen CCL26 estaba relacionado con un mayor riesgo de EE, las personas con CC tenían un riesgo 4,55x mayor de sufrir EE en comparación con personas con los genotipos CA y AA. Los autores sugieren que el polimorfismo rs2302009, que produce el cambio +2,496 T→G en la región 3′ no traducida del gen CCL26, podría conducir a una modificación de la estabilidad del ARNm de la eotaxina-3 lo que contribuiría a la patología EE.

Clayton F, Peterson K. Eosinophilic Esophagitis: Pathophysiology and Definition. Gastrointest Endosc Clin N Am. 2018;28(1):1-14.

Blanchard C, Wang N, Stringer KF, Mishra A, Fulkerson PC, Abonia JP, et al. Eotaxin-3 and a uniquely conserved gene-expression profile in eosinophilic esophagitis. J Clin Invest. 2006 Feb;116(2):536-47.

Publicado el

Cirrosis biliar primaria

Cirrosis biliar primaria

Cirrosis biliar primaria

La cirrosis biliar primaria (CBP) es una enfermedad crónica progresiva del hígado.

Está causada por una paulatina destrucción de los conductos biliares intrahepáticos, lo que causa obstrucción del flujo biliar. También puede conducir lentamente a una cirrosis hepática. 

Suele incidir en personas de edad media (40 a 60 años), el 90% de ellas mujeres.

Su causa es desconocida, pero se cree que se debe a una reacción del sistema inmune contra el propio hígado (reacción autoinmune. Quizás esté producida por agentes externos en personas predispuestas.

Síntomas y fases de la cirrosis biliar

Existen varias fases:

  1. La fase preclínica, que es aquella en la que ni hay síntomas ni alteraciones en los análisis de hígado. La mayoría de los pacientes (60%) son asintomáticos al diagnóstico, que se basa en el hallazgo de anticuerpos antimitocondriales (AAM) en la sangre.
  2. La fase asintomática, que se caracteriza por alteraciones en los análisis que sugieren colestasis (retraso del fllujo de la bilis). La más precoz es la elevación aislada de fosfatasa alcalina (FA). Los análisis rutinarios han permitido que la CBP se detecte con gran frecuencia. La duración de esta fase es variable, algunos pacientes siguen asintomáticos indefinidamente, mientras que otros desarrollan síntomas hepatobiliares en unos 2 a 20 años.
  3. La fase sintomática, que es progresiva, pero a velocidades muy variables. Los síntomas iniciales más frecuentes son la astenia (debilidad) y el prurito (picor en cualquier parte del cuerpo) de predominio nocturno, generalmente localizado al principio en plantas y palmas y posteriormente generalizado, y que generalmente disminuye paulatinamente con el tiempo. La ictericia (coloración amarilla de conjuntivas y piel) y la coluria (coloración amarillo oscuro de la orina) suelen presentarse con la enfermedad avanzada y, una vez desarrolladas, no desaparecen. Algunas otras manifestaciones posibles son pérdida de peso, molestias abdominales u óseas, coloración oscura de la piel, xantomas (placas blanco amarillentas alrededor de los ojos) y manifestaciones por deficiencias de vitaminas liposolubles.
  4. La fase terminal, que se caracteriza por cirrosis descompensada, con sus consiguientes complicaciones: ascitis, edemas, hemorragia digestiva por varices esofágicas, encefalopatía, insuficiencia hepática progresiva y fallo hepático.
  5. La CBP puede asociarse a bacteriuria de repetición (bacterias en la orina), acidosis tubular renal y a otras enfermedades, entre las que destacan la tiroiditis, la esclerodermia, el síndrome seco, el síndrome CREST, la artritis reumatoide y la enfermedad celiaca.

Prevención

La única forma de mejorar el pronóstico es determinar los niveles de enzimas hepáticas, a través de un análisis prescrito por un médico, e identificar la enfermedad en sus etapas iniciales.
Para reducir la posibilidad de desarrollar cirrosis biliar primaria, es recomendable tener un estilo de vida saludable, especialmente seguir una dieta equilibrada que permita controlar el peso y mantener los niveles de colesterol adecuados. Además, se debe evitar el consumo excesivo de alcohol.

Genes implicados en el desarrollo de cirrosis

SNP : rs10488631
Gen o Región : 7q32.1

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs10488631TT0.87

La cirrosis biliar primaria, actualmente conocida como colangitis biliar primaria o CBP se caracteriza por una serología específica, la presencia de anticuerpos antimitocondriales y una patología propia de los conductos biliares que lleva a una destrucción gradual de las vías biliares intrahepáticas y a la colestasis (alteración del flujo normal de bilis desde el hígado al duodeno).

La CBP afecta a todas las poblaciones, aunque se ha estudiado en más profundidad en Caucásicos. Principalmente, afecta a mujeres de más de 40 años (de cada 10 casos, 9 son mujeres). Se piensa que la predisposición genética, la regulación epigenética y ciertos factores ambientales pueden contribuir al desarrollo de esta patología. La componente genética conocida hasta la fecha es gracias a estudios llevados a cabo en gemelos y estudios de asociación completa del genoma, también conocidos como GWAS.

Se piensa que el origen de la CBP es principalmente autoinmune, aunque también puede ser producida por infecciones del virus de la hepatitis B (Sy et al., 2018). El principal mecanismo subyacente es una activación anormal de los linfocitos T que causan lesiones en las células epiteliales de los conductos biliares intralobulares (Louise et al., 2020).

El locus IRF5-TNPO3 (región 7q32.1) se asoció por primera vez en estudios sobre el lupus eritematoso sistémico, esclerosis sistémica y síndrome de Sjögrens y contiene los genes IRF5 (del inglés “interferon regulatory factor 5”) y TNPO3 (“transportin 3”). IRF5 tiene un papel importante en la regulación del sistema inmune, media a activación del interferón en respuesta a infecciones víricas, modula el crecimiento celular, la diferenciación y apoptosis. El gen TNPO3 produce una proteína que es un receptor nuclear implicado en la importación al núcleo de factores de transcripción y en la respuesta a virus, como el VIH.

En el estudio GWAS llevado a cabo por Hirschfield et al., en 1.351 casos de CBP y 4.700 controles procedentes de Europa y de Norte América, se demostró que el alelo C del polimorfismo rs10488631 en la región 7q32.1 aumentaba el riesgo de CBP en 1,57 veces.

Sy BT, Hoan NX, Tong HV, Meyer CG, Toan NL, Song LH, et al. Genetic variants of interferon regulatory factor 5 associated with chronic hepatitis B infection. World J Gastroenterol. 2018; 24(2):248-256.

Hirschfield GM, Liu X, Han Y, Gorlov IP, Lu Y, Xu C, et al. Variants at IRF5-TNPO3, 17q12-21 and MMEL1 are associated with primary biliary cirrhosis. Nat Genet. 2010; 42(8):655-7.

Louie JS, Grandhe S, Matsukuma K, Bowlus CL. Primary Biliary Cholangitis: A Brief Overview. Clin Liver Dis (Hoboken). 2020;15(3):100-104.

SNP : rs3745516
Gen o Región : SPIB

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs3745516GG0.82

El alelo G del polimorfismo rs3745516 en el gen SPIB se ha relacionado con un aumento del riesgo de desarrollar cirrosis biliar primaria. El gen SPIB, en el cromosoma 19, codifica para un factor de transcripción conocido como “Spi-B transcription factor” que participa en el desarrollo de las células B (un tipo de glóbulo blanco) del sistema inmune y su diferenciación, así como en los primeras etapas de la diferenciación de los linfocitos T.

En 2011, se publicó es estudio GWAS de Liu et al. en el que se identificó la relación de la variante rs3745516 con la CBP en una cohorte italiana, y se confirmó en pacientes procedentes de Canadá. El alelo minoritario A aumentaba en 1,46 veces el riesgo de manifestar CBP. Este resultado se replicó en una muestra representativa de la población asiática gracias al estudio de Tanaka et al.

Liu X, Invernizzi P, Lu Y, Kosoy R, Lu Y, Bianchi I, et al. Genome-wide meta-analyses identify three loci associated with primary biliary cirrhosis. Nat Genet. 2010;42(8):658-60.

Tanaka A, Invernizzi P, Ohira H, Kikuchi K, Nezu S, Kosoy R, et al. Replicated association of 17q12-21 with susceptibility of primary biliary cirrhosis in a Japanese cohort. Tissue Antigens. 2011;78(1):65-8.

SNP : rs6441286
Gen o Región : 3q25.33

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs6441286GG1.55

El gen IL12A codifica para la interleucina 12A, una citoquina que participa en la activación de las células T del sistema inmune mediada por el interferón gamma. Según el estudio de Hirschfield et al., realizado a partir de datos obtenidos de 536 pacientes con cirrosis biliar primaria (CBP) y 1.536 controles, el alelo G de rs6441286 (en el gen IL12A) aumenta en 1,5 veces el riesgo de desarrollar CBP.

Liu X, Invernizzi P, Lu Y, Kosoy R, Lu Y, Bianchi I, et al. Genome-wide meta-analyses identify three loci associated with primary biliary cirrhosis. Nat Genet. 2010 Aug;42(8):658-60.

Hirschfield GM, Liu X, Xu C, Lu Y, Xie G, Lu Y, et al. Primary biliary cirrhosis associated with HLA, IL12A, and IL12RB2 variants. N Engl J Med. 2009;360(24):2544-55.

SNP : rs4444903
Gen o Región : EGF

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs4444903GG1.13

El SNP rs4444903 produce el cambio de una adenina (A) por una guanina (G) en la secuencia promotora del gen EGF o factor de crecimiento epidérmico. Se ha demostrado que ese cambio se traduce en u aumento de los niveles de este factor, de modo que el alelo rs4444903-G parece producir mayores cantidades de EGF que el alelo A.

EGF es un polipéptido de 53 aminoácidos que actúa en el crecimiento, proliferación y diferenciación de numerosos tipos celulares. El alelo G se ha relacionado con un mayor riesgo de sufrir hepatocarcinoma en personas que sufren de cirrosis alcohólica y aumenta la fibrosis hepática en jóvenes con hepatitis C crónica (Falleti et al., 2012; Tanabe et al. 2008).

Falleti E, Cmet S, Fabris C, Bitetto D, Cussigh A, Fornasiere E, et al. Association between the epidermal growth factor rs4444903 G/G genotype and advanced fibrosis at a young age in chronic hepatitis C. Cytokine. 2012;57(1):68-73.

Tanabe KK, Lemoine A, Finkelstein DM, Kawasaki H, Fujii T, Chung RT, et al. Epidermal growth factor gene functional polymorphism and the risk of hepatocellular carcinoma in patients with cirrhosis. JAMA. 2008;299(1):53–60.

SNP : rs9303277
Gen o Región : IKZF3

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs9303277TT1.3

Rs9303277 es una variante genética situada en la región 17q12, en el gen IKZF3. Este gen produce una molécula llamada “IKAROS family zinc finger 3”, que es una proteína que actúa como factor de transcripción, modificando la remodelación de la cromatina, específicamente en las células hematopoyéticas y regula el desarrollo de los linfocitos (promueve la proliferación y diferenciación de los linfocitos B y la activación de los linfocitos T). El alelo T de rs9303277 se ha asociado con un aumento del riesgo de CBP de 1,4 en la población china Han (Dong et al., 2015). Este resultado fue similar a los obtenidos para caucásicos por Hirschfield et al.

Los polimorfismos del factor IKZF3 también se han relacionado con el riesgo de otras enfermedades en las que interviene el sistema inmunológico, como el asma, la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico y la enfermedad inflamatoria intestinal. No obstante, aunque la rs9303277 se ha relacionado con el riesgo de CBP en diferentes estudios a lo largo de la última década, siguen sin estar claros los mecanismos moleculares a través de los cuales incrementa la susceptibilidad a la CBP.

Dong M, Li J, Tang R, Zhu P, Qiu F, Wang C, et al. Multiple genetic variants associated with primary biliary cirrhosis in a Han Chinese population. Clin Rev Allergy Immunol. 2015; 48(2-3):316-21.

Hirschfield GM, Liu X, Xu C, Lu Y, Xie G, Lu Y, et al. Primary biliary cirrhosis associated with HLA, IL12A, and IL12RB2 variants. N Engl J Med. 2009;360(24):2544-55.

Publicado el

Hígado graso no alcohólico

Hígado graso no alcohólico

Hígado graso no alcohólico

El hígado graso o esteatosis hepática es una acumulación de grasa en el las células hepáticas del hígado. Es una enfermedad de origen metabólico.

El alcohol es la causa más frecuente de acumulación de grasa en el hígado. Pero no siempre interviene el alcohol en su desarrollo. El hígado graso no alcohólico es la enfermedad producida sin que haya consumo de alcohol.

Las causas de acumulación de grasa en el hígado no se conocen.
Algunos mecanismos son muy importantes en el desarrollo de la enfermedad, como la resistencia a la insulina, el estrés oxidativo y la liberación de endotoxinas. Las endotoxinas favorecen el desarrollo de reacciones que determinan la presencia de inflamación y cirrosis.

La esteatosis hepática engloba un conjunto de condiciones clínicas que van desde la simple presencia de grasa en el tejido hasta el desarrollo de inflamación hepática. La inflamación puede desarrollar fibrosis y finalmente terminar en daño hepático crónico.

Aproximadamente entre el 20 y 30% de los adultos de la población general la padecen. Esta cifra aumenta entre un 70 y 90% en aquellos individuos con obesidad, diabetes e hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia (aumento de colesterol y triglicéridos en sangre).

Síntomas Hígado graso no alcohólico

La esteatosis hepática cursa normalmente de forma asintomática, siendo por ello un hallazgo casual después de la realización de una ecografía abdominal.

Sin embargo, algunas personas pueden presentar un dolor leve en el abdomen, localizado en la zona hepática, que puede propiciar la solicitud de una prueba complementaria, como es la ecografía abdominal.

Sólo un pequeño porcentaje de pacientes desarrolla síntomas de insuficiencia hepática.

Prevención del hígado graso

Es importante señalar que no hay un tratamiento definitivo para un hígado graso no alcohólico y que el manejo y el tratamiento de la enfermedad es una acción de por vida que trata aquellos factores que favorecen su desarrollo. En la mayoría de las personas, no se desarrollará en una enfermedad grave pero es fundamental el manejo y tratamiento de las enfermedades que a menudo se asocian a ella, como la diabetes, los problemas de colesterol y la obesidad. Tenga en cuenta que la pérdida de peso debe ser gradual, ya que una rápida pérdida de peso puede empeorar la condición. También se recomienda un buen programa de ejercicio físico.

Genes relacionados con la aparición de hígado graso

SNP : rs738409
Gen o Región : PNPLA3

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs738409CC0.55

En estudios realizados en familias se ha observado que la probabilidad de desarrollar hígado graso no alcohólico (NAFLD, del inglés “non-alcoholic fatty liver disease”) es mayor en familiares de primer grado con dicho síndrome, lo que pone de manifiesto la posibilidad de que la genética tenga un papel importante en el desarrollo de la patología.

Los análisis de asociación del genoma completo o GWAS realizados en estos últimos años han permitido identificar múltiples genes que podrían tener una relación con el desarrollo de hígado graso no alcohólico. Entre estos genes destaca PNPLA3 que fue asociado con la enfermedad por primera vez en el GWAS llevado a cabo por Romeo et al. 2008).

El gen PNPLA3 (“phospholipase domain-containing protein 3”) está fuertemente asociado con la acumulación de grasa en los hepatocitos y codifica para una enzima, triacilglicerol lipasa, que se encuentra en el retículo endoplasmático liso de las células del hígado.

El SNP rs738409 produce la sustitución de una isoleucina por una metionina en la posición 148 (I148M), que se encuentra cerca del centro catalítico de dicha lipasa. Este cambio parece producir una reducción en la actividad de la actividad enzimática. Romeo et al. observaron que los niveles de grasa hepática eran más del doble en homocigotos para I148M (genotipo GG).  También se ha visto que el alelo rs738409-G aumenta significativamente el riesgo de cirrosis hepática.

Del Campo JA, Gallego-Durán R, Gallego P, Grande L. Genetic and Epigenetic Regulation in Nonalcoholic Fatty Liver Disease (NAFLD). Int J Mol Sci. 2018;19(3):911.

Romeo S, Kozlitina J, Xing C, et al. Genetic variation in PNPLA3 confers susceptibility to nonalcoholic fatty liver disease. Nat Genet. 2008;40(12):1461‐1465.

Speliotes EK, Yerges-Armstrong LM, Wu J, Hernaez R, Kim LJ, Palmer CD, et al. Genome-wide association analysis identifies variants associated with nonalcoholic fatty liver disease that have distinct effects on metabolic traits. PLoS Genet. 2011;7(3).

Publicado el

Colitis ulcerosa

Colitis ulcerosa

Colitis ulcerosa

El término enfermedad inflamatoria intestinal (EII) incluye dos trastornos de etiología desconocida, la colitis ulcerosa (CU) y la enfermedad de Crohn (EC) que se definen según criterios clínicos, radiológicos, endoscópicos e histológicos.

Ambas cursan de forma crónica con brotes de actividad inflamatoria.

La colitis ulcerosa es una enfermedad autoinmune, inflamatoria y crónica del intestino grueso (colon). Comienza, por lo general, en el área del recto y se extiende finalmente a través de todo el intestino grueso.

De causa desconocida, evoluciona en brotes de intensidad y duración variable.

Puede perjudicar a cualquier grupo etario, aunque hay picos en edades comprendidas entre los 15 y 30 años y de nuevo entre los 50 y 70.

La incidencia es de 10-15 casos por cada 100.000 personas.

Los síntomas más frecuentes son: diarreas, con moco y sangre, fiebre, dolor de vientre, pérdida de peso, debilidad. A veces hay estreñimiento. 

Quizá sea una conjunción de múltiples factores la que cause la enfermedad. Estas enfermedades aparecen en individuos genéticamente predispuestos en los que la conjunción de factores ambientales exteriores y las bacterias intestinales producen una respuesta inflamatoria intestinal anómala que se perpetúa en el tiempo, produciendo la enfermedad.

Síntomas de colitis

Los síntomas más frecuentes son:

Diarrea, normalmente con sangre o pus

Dolor abdominal y calambres

Dolor rectal

Sangrado rectal-heces con sangre

Urgencia para defecar

Incapacidad para defecar aunque se tenga urgencia

Fatiga

Fiebre

En niños, retraso en el crecimiento

Prevención de la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa no se puede prevenir, no obstante, se pueden tomar medidas para reducir o eliminar los síntomas. Los cambios en la dieta, incluyendo evitar ciertos alimentos (por ejemplo, productos lácteos, col, brócoli, frijoles, alimentos picantes) y aumentar la fibra dietética, pueden ayudar en algunos casos. Por otro lado, hay alimentos que pueden agravar los síntomas de la colitis ulcerosa, como las frutas crudas, las palomitas de maíz, el alcohol, el café, el chocolate y los refrescos.

Los pacientes que tienen colitis ulcerosa deben comer en mayor frecuencia y menor cantidad. Si la dolencia es acusada, los alimentos blandos y suaves pueden causar menos molestias. Los pacientes también deben asegurarse de beber muchos líquidos, especialmente agua. Un suplemento multivitamínico diario puede ser útil, ya que la colitis interfiere con la absorción adecuada de nutrientes. Los pacientes deben consultar a un nutricionista o dietista si las restricciones alimentarias se vuelven difíciles de manejar.

Aunque el estrés no causa la colitis ulcerosa, se ha probado que tiene efectos en la digestión. Los altos niveles de estrés pueden hacer que el estómago se vacíe más lentamente y produzca más ácido.

La colitis ulcerosa puede causar problemas emocionales: la necesidad de ir al baño constantemente puede provocar ansiedad, vergüenza, aislamiento social y, finalmente, depresión. Los pacientes que sienten que pueden estar deprimidos deben buscar asesoramiento o ponerse en contacto con su médico.

El ejercicio, incluso el ejercicio leve como caminar, puede ayudar a reducir el estrés. Las técnicas de biofeedback, el yoga, la meditación y la hipnosis pueden utilizarse para reducir la tensión muscular y disminuir el ritmo cardíaco. Actividades como la lectura, la música o un baño caliente por la noche, puede ayudar a reducir el estrés y a aliviar los síntomas de la colitis ulcerosa.

Recomendaciones:

  • Consulte a un médico si tiene dolor intestinal y hemorragia anal.
  • No tome medicamentos que no le hayan sido recetados por su médico
  • Si el diagnóstico es positivo para la CU, siga el tratamiento prescrito ya que no sólo aliviará los síntomas y mejorará el pronóstico, sino que puede prevenir futuros brotes de la enfermedad y evitar posibles complicaciones.
  • Los pacientes que han sido tratados con corticoides durante un tiempo, necesitarán calcio y vitamina D. También pueden requerir suplementos de hierro o vitamina B12.

Genes implicados en la aparición de colitis

SNP : rs2395185
Gen o Región : 6p21.32

USUARIOSNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
info@eldietista.onliners2395185GT0.8

El gen HLA-DRA (del inglés “major histocompatibility complex, class II, DR alpha”) que juega un papel fundamental en el sistema inmune encargándose de presentar péptidos procedentes de proteínas extracelulares.

Se ha visto que el alelo menor T del polimorfismo rs2395185, próximo al gen HLA-DRA, aumenta el riesgo de desarrollar asma y otras enfermedades como la diabetes mellitus tipo 1, sin embargo, en el caso de la colitis ulcerosa tiene un efecto protector (Li et al., 2012). En el estudio GWAS llevado a cabo por Silverberg et al., en 1.052 enfermos de colitis ulcerosa, se demostró que, de todos los SNPs incluidos en su análisis, rs2395185 era el más fuertemente relacionado con el riesgo de desarrollar dicha patología (odds ratio 0,66).

El SNP rs2395185 se encuentra en un intervalo de aproximadamente 300 kb, que contiene los genes HLA-DRA, HLADRB5, HLA-DRB1, HLA-DQA1 and HLA-DQB1. Se ha visto que el alelo podría aumentar la expresión de HLA-DRB1 y HLA-DQA1 en células en cultivo.

Li X, Ampleford EJ, Howard TD, Moore WC, Torgerson DG, Li H, et al. Genome-wide association studies of asthma indicate opposite immunopathogenesis direction from autoimmune diseases. J Allergy Clin Immunol. 2012;130(4):861-8.e7.

Silverberg MS, Cho JH, Rioux JD, McGovern DP, Wu J, Annese V, et al. Ulcerative colitis-risk loci on chromosomes 1p36 and 12q15 found by genome-wide association study. Nat Genet. 2009;41(2):216-20.

SNP : rs11209026
Gen o Región : IL23R

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs11209026AG0.59

La enfermedad inflamatoria intestinal se caracteriza por una inflamación crónica del intestino de origen desconocido y en ella se incluyen dos subtipos: la enfermedad de Chron y la colitis ulcerosa. Se sabe que tanto los factores ambientales, como la genética y la acción de microorganísmos pueden contribuir al desarrollo de dicha patología.

Se han descrito cientos de genes candidatos para la enfermedad inflamatoria intestinal, 30 de los cuales están significativamente relacionados con la enfermedad de Crohn y 10 con la colitis ulcerosa.

El gen IL23R está ubicado en el cromosoma codifica para una proteína receptora de la interleucina-23 (IL-23). Las células inmunes (macrófagos y células dendríticas) liberan citocinas como IL-23 cuando detectan antígenos extraños para el organismo. La unión de IL-23 al receptor IL23R desencadena una respuesta inflamatoria.

En los últimos años, se han descrito múltiples polimorfismos en IL23R que están altamente correlacionados con la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, entre los cuales destaca rs11209026, también conocido como R381Q, que produce el cambio de una arginina (Arg) por una glutamina (Gln). Se ha demostrado que este cambio es beneficioso y que la presencia del alelo A (Gln) reduce el riesgo de colitis ulcerosa, entre otras enfermedades autoinmunes (Zhu et al., 2020).

Se ha visto que el alelo Gln de R381Q genera una reducción en la población de células inmunes que responden a la IL-23, generada contra las bacterias, hongos y virus en las superficies de las mucosas lo que podría traducirse en un efecto protector en la colitis ulcerosa y aquellas enfermedades autoinmunes como por ejemplo la psoriasis (Pidasheva et al., 2011).

Hay múltiples estudios que apuntan que el odds ratio rs11209026 (R381Q) oscila entre 0,5 y 0,6 tanto en caucásicos como en asiáticos (Fisher et al., 2008; Zhu et al., 2020).

Fisher S A, Tremelling M, Anderson C A, Gwilliam R, Bumpstead S, Prescott NJ, et al. Genetic determinants of ulcerative colitis include the ECM1 locus and five loci implicated in Crohn’s disease. Nat Genet. 2008;40(6):710-2.

Pidasheva S, Trifari S, Phillips A, Hackney JA, Ma Y, Smith A, et al. Functional studies on the IBD susceptibility gene IL23R implicate reduced receptor function in the protective genetic variant R381Q. PLoS One. 2011;6(10):e25038.

Zhu Y, Jiang H, Chen Z, Lu B, Li J, Shen X. Genetic association between IL23R rs11209026 and rs10889677 polymorphisms and risk of Crohn’s disease and ulcerative colitis: evidence from 41 studies. Inflamm Res. 2020;69(1):87-103.

Publicado el

Cálculos biliares

Cálculos biliares

Cálculos biliares

La colelitiasis o los cálculos biliares son depósitos endurecidos de fluido digestivo que se forman en la vesícula biliar (“piedras en la vesícula). La vesícula biliar es un pequeño órgano con forma de pera en el lado derecho de su abdomen, justo debajo del hígado. La vesícula biliar tiene un líquido digestivo denominado bilis que se libera en el intestino delgado.

Los cálculos biliares varían en tamaño, desde granos de arena hasta tan grandes como una pelota de golf. El número de cálculos también es variable, desde un solo cálculo hasta muchos al mismo tiempo.

Hay dos tipos principales de estos cálculos:

  • Cálculos compuestos de colesterol, los cuales son el tipo más común. Estos no están relacionados con los niveles de colesterol en la sangre.
  • Cálculos compuestos de bilirrubina, que se denominan pigmentarios. Se presentan cuando los glóbulos rojos se están destruyendo y hay demasiada bilirrubina en la bilis.

Síntomas de tener cálculos

Muchas personas con cálculos biliares no tienen ningún síntoma. 

Los cálculos biliares con frecuencia se descubren como un hallazgo casual, cuando se toman radiografías abdominales. 

Sin embargo, si un cálculo grande bloquea un tubo o conducto que drena la vesícula, se puede presentar un dolor de tipo cólico en la mitad hasta la parte superior derecha del abdomen, lo cual se conoce como cólico biliar. El dolor desaparece si el cálculo pasa hacia la primera parte del intestino delgado.

Los síntomas que se pueden presentar abarcan:

  • Dolor en la parte superior derecha o media del abdomen durante al menos 30 minutos. El dolor puede ser constante o de tipo cólico. Puede ser agudo o sordo.
  • Fiebre
  • Coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica de los ojos (ictericia)

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Heces color arcilla
  • Náuseas y vómitos

Prevención

Los factores genéticos parecen jugar un papel importante en la colelitiasis, lo cual hace que su prevención sea más difícil. Sin embargo, existen algunas recomendaciones para ayudar a evitar los cálculos biliares:

  • Mantener un peso saludable; evitar la pérdida rápida de peso
  • Llevar una alimentación regular y balanceada
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Evitar ciertos medicamentos (aquellos para reducir el colesterol; terapia hormonal)

Genes implicados en padecer cálculos

SNP : rs6742078
Gen o Región : UGT1A1, UGT1A3, UGT1A4,UGT1A5, UGT1A6, UGT1A7,UGT1A8, UGT1A9, UGT1A10

SNP UTILIZADOGENOTIPOODDS RATIO * AJUSTADO
rs6742078GT0.91

La bilirrubina y el calcio biliares pueden formar sales de bilirrubinato de calcio cuyo crecimiento puede volverse sintomático en forma cálculos biliares pigmentarios. Los genes que modulan los niveles séricos de bilirrubina se han estudiado durante muchos años para dilucidar la contribución genética al riesgo de enfermedad biliar, que es la segunda enfermedad gastrointestinal más costosa.

Los polimorfismos localizados en el gen de la glucuronosiltransferasa 1A1 (UGT1A1) se han asociado al riesgo de enfermedad de cálculos biliares. Codifica para la enzima glucoronidante de la bilirrubina, localizada en el retículo endoplásmico liso del hepatocito, que es una enzima clave para el metabolismo y la desintoxicación de la bilirrubina. Las variantes genéticas que producen la pérdida de la actividad de UGT1A1 están relacionadas con varios síndromes, como el síndrome de Crigler-Najjar y Gilbert.

El SNP rs6742078 localizado en la UGT1A1, también conocido como variante del síndrome de Gilbert, parece aumentar el riesgo de enfermedad de cálculos biliares en los hombres y se ha propuesto la hipótesis de que la precipitación de bilirrubina actúa a modo de núcleo sobre el que se acumula el colesterol produciéndose la formación de cálculos de colesterol (Buch et al., 2010). En 2013, se publicó el estudio prospectivo realizado por Stender et al. que demostró que el polimorfismo rs6742078 aumentaba los niveles séricos de bilirrubina en la población general danesa, en un 16% (+ 0,09 mg/dL) en heterocigotos TG y un 90% (+ 0,50mg/dL) en homocigotos TT, respectivamente, en comparación con los homocigotos GG. No se observaron diferencias entre hombre y mujeres.

Stender S, Frikke-Schmidt R, Nordestgaard BG, Tybjærg-Hansen A. Extreme bilirubin levels as a causal risk factor for symptomatic gallstone disease. JAMA Intern Med. 2013 Jul 8;173(13):1222-8.

Buch S, Schafmayer C, Völzke H, Seeger M, Miquel JF, Sookoian SC, et al. Loci from a genome-wide analysis of bilirubin levels are associated with gallstone risk and composition. Gastroenterology. 2010 Dec;139(6):1942-1951.e2.

Stender S, Frikke-Schmidt R, Nordestgaard BG, Tybjærg-Hansen A. Extreme bilirubin levels as a causal risk factor for symptomatic gallstone disease. JAMA Intern Med. 2013 Jul 8;173(13):1222-8.

Publicado el

Cáncer colorrectal

Cáncer colorrectal

Cáncer colorrectal

Se trata del cáncer o neoplasia que procede de las células de la mucosa del intestino grueso y de sus glándulas.

La mayoría de los cánceres colorrectales aparecen sobre un pólipo existente en la mucosa del colon, que por diversas circunstancias evoluciona a tumor maligno.

A nivel mundial, el CRC es el tercer cáncer más diagnosticado en hombres y la segunda en las mujeres, con más de 1,2 millones de nuevos casos y 608.700 muertes estimadas por año.

Síntomas

El cáncer de colon produce una serie de síntomas que pueden variar en función de su localización dentro del intestino grueso:

  • Sangre en las heces
  • Cambio en el ritmo de las deposiciones
  • Heces más estrechas
  • Tenesmo o sensación de evacuación incompleta
  • Dolor abdominal u obstrucción intestinal

Estos síntomas al ser inespecíficos, pueden aparecer en otras enfermedades benignas, como hemorroides, diarreas o trastornos digestivos.

Prevención

Algunas medidas de prevención pueden ser:

  • La aspirina y otros antiinflamatorios no esteroides tienen un efecto protector en el desarrollo de los pólipos adenomatosos del colon y el cáncer.
  • La protección dietética puede definirse clínicamente como aquella que evita las carnes rojas procesadas y carbonizadas, incluye vegetales (especialmente vegetales crucíferos, como la coliflor y el brócoli), agrega forraje como panes y cereales integrales, introduce una cantidad adecuada de alimentos ricos con ácido fólico (vegetales de color verde oscuro), limita la ingesta de calorías y evita el consumo excesivo de alcohol.

 

Heredabilidad del cáncer colorrectal

Se estima que la heredabilidad del cáncer colorrectal es del 35 %.

Esto significa que los factores ambientales contribuyen más a las diferencias en el riesgo atribuible a esta enfermedad de lo que lo hacen los factores genéticos. Los factores genéticos que juegan algún papel en el cáncer colorrectal incluyen factores desconocidos y factores conocidos. Los factores conocidos hasta ahora incluyen tanto mutaciones raras en los genes MLH1 y MSH2 que aparecen en los casos familiares de cáncer de colon, como los SNPs que describimos en nuestro informe. Entre otros factores se incluyen: un historial de cáncer colorrectal anterior, pólipos colorrectales o enfermedad inflamatoria intestinal, una dieta con alto contenido en grasa animal, la inactividad física, la obesidad, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la diabetes. (Nota: La contribución de los SNPs reportados al riesgo de cáncer colorrectal hereditario son menores. Si usted tiene un fuerte historial familiar de cáncer de colon de inicio temprano, debe considerar el estudio de mutaciones en MSH2 y MLH1.)

Lichtenstein (2000). “Environmental and heritable factors in the causation of cancer–analyses of cohorts of twins from Sweden, Denmark, and Finland.”N Engl J Med343(2):78-85.

 

¿Quieres conocer tu riesgo a esta y otras muchas enfermedades?
¿Quieres hacer una dieta personalizada a tu ADN?

>>Pide tu test genético ahora

 

Genes implicados en el cáncer colorrectal

SNP : rs3802842
Gen o Región : C11orf92, C11orf93

El SNP rs3802842 se encuentra localizado en la región 11q23.1, la función de esta región todavía no está muy bien definida, por ello no se sabe todavía con certeza cual es el mecanismo de acción a través del cual dicho polimorfismo interviene en el desarrollo del cáncer colorrectal.

Se han publicado múltiples estudios que han demostrado que rs3802842 está asociado con el riesgo de cáncer colorrectal en personas con ascendencia europea. Por ejemplo, el estudio realizado por Pittman et al. en más de 10.000 casos de cáncer colorrectal y más de 10.000 individuos sanos, puso de manifiesto que la presencia de una copia del alelo C de dicho polimorfismo aumentaba el riesgo de cáncer colorrectal en 1,17 veces.

Pittman AM, Webb E, Carvajal-Carmona L, Howarth K, Di Bernardo MC, Broderick P, et al. Refinement of the basis and impact of common 11q23.1 variation to the risk of developing colorectal cancer. Hum Mol Genet. 2008;17(23):3720–7.

Slattery ML, Herrick J, Curtin K, Samowitz W, Wolff RK, Caan BJ, et al. Increased risk of colon cancer associated with a genetic polymorphism of SMAD7. Cancer Res. 2010;70(4):1479–85.

Tomlinson I, Webb E, Carvajal-Carmona L, Broderick P, Kemp Z, Spain S, et al. A genome-wide association scan of tag SNPs identifies a susceptibility variant for colorectal cancer at 8q24.21. Nat Genet. 2007 Aug;39(8):984-8.

Xiong F, Wu C, Bi X, Yu D, Huang L, Xu J, et al. Risk of genome-wide association study-identified genetic variants for colorectal cancer in a Chinese population. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2010 Jul;19(7):1855-61.

He J, Wilkens LR, Stram DO, Kolonel LN, Henderson BE, Wu AH, et al. Generalizability and epidemiologic characterization of eleven colorectal cancer GWAS hits in multiple populations. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2011 Jan;20(1):70-81.

Tenesa A, Farrington SM, Prendergast JG, Porteous ME, Walker M, Haq N, et al. Genome-wide association scan identifies a colorectal cancer susceptibility locus on 11q23 and replicates risk loci at 8q24 and 18q21. Nat Genet. 2008 May;40(5):631-7.

SNP : rs10411210
Gen o Región : RHPN2

El cáncer colorrectal (CRC) es el tercer cáncer más común y la cuarta causa de muerte relacionada con el cáncer a nivel mundial. Aproximadamente un 15% de los pacientes con cáncer colorrectal tienen más casos en su familia, y el riesgo de CRC se duplica cuando se tiene un familiar de primer grado afectado.

Se considera que la heredabilidad del CRC es de un 35% y se han identificado mutaciones de la línea germinal que confieren un riesgo elevado de CRC como por ejemplo algunas localizadas en el gen APC, MLH1, MSH2, MSH6, PMS2, MUTYH, SMAD4, BMPR1A y LKB1, estas explicarían el 6% de los casos, el casi 30% de la variabilidad restante se piensa que podría ser debida a variantes comunes que se han ido identificando en estos últimos años en estudios de asociación completa del genoma o GWAS (Tanikawa et al., 2018).

El polimorfismo de un solo nucleótido rs10411210 está ubicado en el gen RHPN2 (rhophilin Rho GTPase binding protein 2) que codifican para una proteína que se une a RhoA y RhoB que son pequeñas GTPasas que participan en la regulación del citoesqueleto de actina. Hay estudios que sugieren que dicho polimorfismo podría estar relacionado con un aumento del riesgo de CRC en personas de ascendencia europea, considerándose C el alelo de riesgo.

He D, Ma L, Feng R, Zhang L, Jiang Y, Zhang Y, Liu G. Analyzing large-scale samples highlights significant association between rs10411210 polymorphism and colorectal cancer. Biomed Pharmacother. 2015;74:164-8.

Tanikawa C, Kamatani Y, Takahashi A, Momozawa Y, Leveque K, Nagayama S, et al. GWAS identifies two novel colorectal cancer loci at 16q24.1 and 20q13.12. Carcinogenesis. 2018;39(5):652-660.

SNP : rs4939827
Gen o Región : SMAD7

Rs4939827 es otro polimorfismo en el gen SMAD7 ampliamente estudiado por su posible relación con diferentes tipos de cáncer, incluido el cáncer colorrectal.

En este caso se ha visto que los individuos europeos homocigotos para el alelo de riesgo (genotipo TT) presentaban 1,5 veces más riesgo de padecer cáncer colorrectal que los individuos con los genotipos CC y CT, cuyo riesgo estaba reducido en 0,73x y 0,86x respectivamente (Broderick et al., 2007; Huang et al., 2016).

Broderick P, Carvajal-Carmona L, Pittman AM, Webb E, Howarth K, Rowan A, et al. A genome-wide association study shows that common alleles of SMAD7 influence colorectal cancer risk. Nat Genet. 2007;39(11):1315-7.

Huang Y, Wu W, Nie M, Li C, Wang L. SMAD7 polymorphisms and colorectal cancer risk: a meta-analysis of case-control studies. Oncotarget. 2016;7(46):75561-75570.

SNP : rs266729
Gen o Región : 3q27.3

El polimorfismo rs266729 se encuentra en el extremo 5’ del gen de la adiponectina (ADIPOQ). Este SNP se ha correlacionado con el riesgo de obesidad y algunos tipos de cáncer, incluido el cáncer colorrectal.

Kaklamani et al. realizaron dos estudios de casos y controles y observaron que los individuos portadores del alelo rs266729-G, presentaban una disminución en el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal; con odds ratios de 0,72 y 0,52 para ambos estudios.

El gen ADIPOQ codifica para la proteína adiponectina y se considera un locus que podría estar relacionado con el síndrome metabólico. Rs266729 se ha asociado con una reducción en los niveles séricos de adiponectina por lo que se piensa que podría tener una vinculación con el desarrollo y progresión tumoral además de estar relacionado con marcadores de inflamación.

Kaklamani VG, Wisinski KB, Sadim M, Gulden C, Do A, Offit K, et al. Variants of the adiponectin (ADIPOQ) and adiponectin receptor 1 (ADIPOR1) genes and colorectal cancer risk.JAMA. 2008 Oct 1;300(13):1523-31.

SNP : rs3735684
Gen o Región : CYP2W1

El gen CYP2W1 codifica para una enzima que está incluida en la familia de genes CYP. A diferencia de la mayoría de los genes CYP, que se expresan en el hígado, se ha visto que los niveles del mRMA CYP2W1 son abundantes en otros órganos del cuerpo como las glándulas adrenales, el colon, el duodeno y la piel.

Hay estudios in vitro que han demostrado que la enzima CYP2W probablemente está involucrada en la activación de varios procarcinógenos. El estudio de Gervasini et al. trató de encontrar una relación entre variantes genéticas comunes en el CYP2W1 y el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal en la población caucásica. Dicho estudio fue llevado a cabo en 150 pacientes y 263 controles e identificó que el alelo rs3735684-A probablemente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal. Los autores sugirieron que rs3735684 puede afectar un aminoácido en una posición altamente conservada en todas las enzimas CYP afectando probablemente su función.

Gervasini G, de Murillo SG, Ladero JM, Agúndez JA. CYP2W1 variant alleles in Caucasians and association of the CYP2W1 G541A (Ala181Thr) polymorphism with increased colorectal cancer risk. Pharmacogenomics. 2010 Jul;11(7):919-25.

SNP : rs6983267
Gen o Región : 8q24.21

El polimorfismo rs6983267 se localiza en una región del genoma llamada LOC727677 en 8q24.21, que actúa como promotor en la transcripción de genes cercanos. Múltiples estudios han demostrado que rs6983267 podría estar relacionado con el riesgo de cáncer colorrectal en poblaciones con ascendencia europea y asiática.

Se ha observado que los individuos portadores del alelo rs6983267-G presentaban más riesgo de desarrollar cáncer colorrectal posiblemente porque dicha región afecta a la expresión de MYC, un gen próximo que desempeña un papel importante en el cáncer. Además, hay estudios que sugieren que ser portador del alelo rs6983267-G, podría estar relacionado con la formación de pólipos adenomatosos precancerosos, sugiriendo que dicho polimorfismo puede estar ligado a un gen que afecte a las etapas tempranas del cáncer colorrectal.

Bibliografía

Houlston RS, Webb E, Broderick P, Pittman AM, Di Bernardo MC, Lubbe S, et al. Meta-analysis of genome-wide association data identifies four new susceptibility loci for colorectal cancer. Nat Genet. 2008;40(12):1426–35.

Haiman CA, Le Marchand L, Yamamato J, Stram DO, Sheng X, Kolonel LN, et al. A common genetic risk factor for colorectal and prostate cancer. Nat Genet. 2007 Aug;39(8):954-6.

Tomlinson I, Webb E, Carvajal-Carmona L, Broderick P, Kemp Z, Spain S, et al. A genome-wide association scan of tag SNPs identifies a susceptibility variant for colorectal cancer at 8q24.21. Nat Genet. 2007 Aug;39(8):984-8.

Zanke BW, Greenwood CM, Rangrej J, Kustra R, Tenesa A, Farrington SM, et al. Genome-wide association scan identifies a colorectal cancer susceptibility locus on chromosome 8q24. Nat Genet. 2007 Aug;39(8):989-94.

Xiong F, Wu C, Bi X, Yu D, Huang L, Xu J, et al. Risk of genome-wide association study-identified genetic variants for colorectal cancer in a Chinese population. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2010 Jul;19(7):1855-61.

He J, Wilkens LR, Stram DO, Kolonel LN, Henderson BE, Wu AH, et al. Generalizability and epidemiologic characterization of eleven colorectal cancer GWAS hits in multiple populations. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2011 Jan;20(1):70-81.

Tuupanen S, Turunen M, Lehtonen R, Hallikas O, Vanharanta S, Kivioja T, et al. The common colorectal cancer predisposition SNP rs6983267 at chromosome 8q24 confers potential to enhanced Wnt signaling. Nat Genet. 2009 Aug;41(8):885-90.

Pomerantz MM, Ahmadiyeh N, Jia L, Herman P, Verzi MP, Doddapaneni H, et al. The 8q24 cancer risk variant rs6983267 shows long-range interaction with MYC in colorectal cancer. Nat Genet. 2009 Aug;41(8):882-4.

SNP : rs4464148
Gen o Región : SMAD7

El gen SMAD7 (SMAD family member 7) codifica para una proteína que participa en la degradación de un receptor del factor de crecimiento TGF-beta. Normalmente, este factor de crecimiento impide que las células proliferen en exceso. Por otro lado, participa en promover la supervivencia, invasión y metástasis de células cancerosas.

Se ha visto que hay polimorfismos localizados en el gen SMAD7 que causarían susceptibilidad al cáncer colorrectal, sobre todo en poblaciones con ascendencia europea. Es estudio de Broderick et al, realizado en más de 7.400 enfermos de cáncer colorrectal procedentes de Reino Unido, demostró que el alelo C de rs4464148 aumentaba el riesgo de cáncer colorrectal con una odds ratio de 1,37.

Estudios más recientes, como el metaanálisis realizado por Huang et al., han demostrado que el polimorfismo rs4464148 también podría estar relacionado con el riesgo de cáncer colorrectal en la población asiática.

Broderick P, Carvajal-Carmona L, Pittman AM, Webb E, Howarth K, Rowan A, et al. A genome-wide association study shows that common alleles of SMAD7 influence colorectal cancer risk. Nat Genet. 2007;39(11):1315–7.

SNP : rs719725
Gen o Región : 9p24.1

Rs719725 es un SNP, cuya función biológica es desconocida, localizado en el cromosoma 9p24. Este polimorfismo se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer colorrectal en el estudio llevado a cabo por Poynter et al., en 2.195 casos y 3.581 controles registrados en la base de datos “Colon Cancer Family Registry” (Colon CFR). Dicho estudio demostró que los individuos con el genotipo AA, en comparación con los que presentan el genotipo CC, tenían 1,5x veces más riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

Poynter JN, Figueiredo JC, Conti D V., Kennedy K, Gallinger S, Siegmund KD, et al. Variants on 9p24 and 8q24 are associated with risk of colorectal cancer: Results from the colon cancer family registry. Cancer Res. 2007;67(23):11128–32.

SNP : rs12953717
Gen o Región : SMAD7

El SNP rs12953717 se localiza en el gen SMAD7, que codifica la proteína SMAD7 involucrada en las señales intercelulares mediadas por el factor de crecimiento transformante beta (TGF-beta). Normalmente, este factor de crecimiento impide que las células proliferen en exceso, pero también puede promover la supervivencia, invasión y metástasis de células de cáncer colorrectal.

Múltiples estudios han demostrado que rs12953717 se asocia con el riesgo de cáncer colorrectal en poblaciones con ascendencia europea, incluido el estudio GWAS realizado por Slattery et al. Ellos observaron que los individuos portadores del alelo rs12953717-T presentaban mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, 1.11x veces más en individuos heterocigotos CT y 1.37x veces más en homocigotos TT.

Slattery ML, Herrick J, Curtin K, Samowitz W, Wolff RK, Caan BJ, et al. Increased risk of colon cancer associated with a genetic polymorphism of SMAD7. Cancer Res. 2010;70(4):1479–85.

SNP : rs4779584
Gen o Región : 15q13.3

Jaeger et al. realizaron un estudio en más 7.000 pacientes de cáncer colorrectal en el que se identificó que el alelo de riesgo T del polimorfismo rs4779584 aumentaba la probabilidad de cáncer colorrectal en 1,23 veces más para individuos heterocigotos (genotipo CT) y 1,70 veces en individuos homocigotos para el alelo de riesgo (genotipo TT). Hay varios estudios que han confirmado los resultados obtenidos por Jaeger et al.

El SNP rs4779584 está ubicado en la región 15q13.3 entre los genes GREM1 y SCG5. GREM1 es un gen fundamental en la vía de señalización TGF relacionada con la invasión tumoral y metástasis y SCG5 participa en una vía de señalización neuroendocrina que podría estar relacionada con la proliferación celular.

Jaeger E, Webb E, Howarth K, Carvajal-Carmona L, Rowan A, Broderick P, et al. Common genetic variants at the CRAC1 (HMPS) locus on chromosome 15q13.3 influence colorectal cancer risk. Nat Genet. 2008;40(1):26–8.

Tomlinson I, Webb E, Carvajal-Carmona L, Broderick P, Kemp Z, Spain S, et al. A genome-wide association scan of tag SNPs identifies a susceptibility variant for colorectal cancer at 8q24.21. Nat Genet. 2007 Aug;39(8):984-8.

Xiong F, Wu C, Bi X, Yu D, Huang L, Xu J, et al. Risk of genome-wide association study-identified genetic variants for colorectal cancer in a Chinese population. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2010 Jul;19(7):1855-61.

He J, Wilkens LR, Stram DO, Kolonel LN, Henderson BE, Wu AH, et al. Generalizability and epidemiologic characterization of eleven colorectal cancer GWAS hits in multiple populations. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2011 Jan;20(1):70-81.

COGENT Study. Meta-analysis of genome-wide association data identifies four new susceptibility loci for colorectal cancer. Nat Genet. 2008 Dec;40(12):1426-35.

Middeldorp A, Jagmohan-Changur S, van Eijk R, Tops C, Devilee P, Vasen HF, et al. Enrichment of low penetrance susceptibility loci in a Dutch familial colorectal cancer cohort. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2009

 

¿Quieres conocer tu riesgo a esta y otras muchas enfermedades?
¿Quieres hacer una dieta personalizada a tu ADN?

>>Pide tu test genético ahora

 

Publicado el

Enfermedad celíaca

enfermedad celíaca

Enfermedad celíaca

La enfermedad celiaca (EC) es una intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada y centeno.
Se presenta en individuos genéticamente predispuestos.
Está caracterizada por una reacción inflamatoria de base inmune en la mucosa del intestino delgado. Desaparecen las vellosidades intestinales, los alimentos no se absorben y aparecen lesiones inflamatorias.
El cuadro  dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

La EC es el trastorno inflamatorio intestinal más frecuente en nuestro medio.

La prevalencia estimada en los europeos y sus descendientes es del 1%, siendo más frecuente en las mujeres con una proporción 2:1.

Síntomas de EC

La enfermedad celiaca puede ser diagnosticada a cualquier edad. En los niños predomina la diarrea y el síndrome malabsortivo. En los adultos, el 75% de los casos se diagnostican en mujeres, con un pico de incidencia en la tercera década y una sintomatología atípica, representada por anemia ferropénica y malestar prolongado inespecífico.

Prevención

El único tratamiento efectivo es la adherencia a una dieta libre de gluten de por vida, tanto para pacientes sintomáticos como asintomáticos.
Un régimen dietético estricto sin gluten conduce a la desaparición de los síntomas clínicos y las alteraciones funcionales, así como a la normalización del revestimiento intestinal. Si se sigue estrictamente una dieta sin gluten, se ha demostrado que después de 10 años el riesgo de desarrollar enfermedades neoplásicas, y probablemente enfermedades autoinmunes, es similar al de la población general.

Los estudios recientes recomiendan:

  • Prolongar la lactancia materna a más de 6 meses
  • Introducir el gluten en la dieta en pequeñas cantidades, y si es posible durante la etapa de lactancia, pero no antes de los 4 meses de edad, ni después de los 7 meses.
  • Promover la introducción de microbiota intestinal normal, especialmente lactobacilos y bifidobacterias.
  • Prevenir las infecciones de rotavirus con las vacunas apropiadas

Estar bien informado y tener la información de salud necesaria son también maneras fundamentales de tratar la enfermedad celíaca. El paciente celíaco necesita un seguimiento de por vida.

 

¿Quieres conocer tu riesgo a esta y otras muchas enfermedades?
¿Quieres hacer una dieta personalizada a tu ADN?

>>Pide tu test genético ahora

 

Genes implicados en la enfermedad celíaca

SNP : rs2187668
Gen o Región : HLA-DQA1

La enfermedad celíaca es una enfermedad crónica que cursa con inflamación intestinal y está causada por el trigo dietético, el centeno y la cebada. Se trata de una enfermedad altamente hereditaria (87%, de estudios de gemelos). Los estudios de población realizados en el último medio siglo resaltan la importancia en el desarrollo de la enfermedad de los genes de susceptibilidad HLA y los factores ambientales (como la ingesta de gluten en la dieta). Se ha propuesto que puede haber una relación entre la enfermedad celíaca y las infecciones intestinales.

La enfermedad celíaca también se asocia con un mayor riesgo de enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto, la enfermedad de Graves y la diabetes tipo 1. Esta coexistencia con enfermedades autoinmunes apoya la idea de que hay vías genéticas e inmunitarias en común que contribuyen a la desregulación inmune.

El 90% de los pacientes celíacos caucásicos posee el haplotipo HLADQ2.5 (codificado por los alelos DQA1*05:01 y DQB1*02:01) en posición cis o trans, y el resto lleva el haplotipo HLA-DQ8 (codificado por los alelos DQA1*03:01 y DQB1*03:02), HLA-DQ2.2 solo (codificado por el alelo DQB1*02:02) o HLA-DQ7 solo (codificado por DQA1*05:01). Menos del 1% de los pacientes celíacos carecen de dichos haplotipos HLA (Tye-Din et al., 2018).

El gen HLA-DQA1 codifica para el complejo principal de histocompatibilidad, clase II, DQ alfa 1 y está involucrado en la presentación del antígeno durante la respuesta inmune. Después de la presentación del antígeno, se produce la activación de las células inmunes y se liberan anticuerpos que activan la respuesta inflamatoria (Eli et al., 2018).

El polimorfismo rs2187668 se localiza en el primer intrón del gen HLA-DQA1 y se ha demostrado que una o dos copias del alelo HLA-DQA1*05:01 (rs2187668-T) (que representa el haplotipo HLA-DQ2.5cis) está presente en el 89,2% de los pacientes celíacos del Reino Unido en comparación con el 25,5% de los controles de población (Van Heel, 2007).

Elli L, Ferretti F, Orlando S, Vecchi M, Monguzzi E, Roncoroni L, Schuppan D. Management of celiac disease in daily clinical practice. Eur J Intern Med. 2018;S0953-6205(18)30464-3.

Tye-Din JA, Galipeau HJ, Agardh D. Celiac Disease: A Review of Current Concepts in Pathogenesis, Prevention, and Novel Therapies. Front Pediatr. 2018;6:350.

Van Heel D A, Franke L, Hunt K A, Gwilliam R, Zhernakova A, Inouye M, et al. A genome-wide association study for celiac disease identifies risk variants in the region harboring IL2 and IL21. Nat Genet. 2007;39(7):827–9.

SNP : rs3184504
Gen o Región : SH2B3

Se han identificado a través de GWAS más de 39 loci no HLA que parecen estar asociados con la enfermedad celíaca. Además, las diferencias en la expresión de estos parecen contribuir a la enfermedad y algunos son comunes en enfermedades autoinmunes como la DMT1, la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa (Sams and Hawks, 2014)

El gen SH2B3 (gen adaptador de la proteína 3 SH2B) codifica una proteína involucrada en la señalización de las citoquinas y las variaciones en este gen se han relacionado con la enfermedad celíaca tipo 13. El polimorfismo rs3184504 produce el cambio de aminoácido R262W en el exón 3 del gen SH2B3 en un sitio esencial para su localización en la membrana plasmática. El GWAS realizado por Hunt et al. en 1,643 casos y 3,406 controles de origen europeo mostraron que el SNP rs3184504 aumenta el riesgo de enfermedad celíaca con una odds ratio de 1,19.

El estudio de Zhernakova et al. demostró que el alelo de riesgo rs3184504-T estaba relacionado con una disminución en la producción de citoquinas, y este efecto dependía de la dosis. Curiosamente, el alelo rs3184504-T parecía estar bajo selección positiva en las poblaciones europeas, entre otras. Una posible explicación es que la variante podría haber tenido un efecto protector contra las infecciones, la principal causa de muertes en el pasado y por ello se habría fijado en varias poblaciones.

Sams A, Hawks J. Celiac disease as a model for the evolution of multifactorial disease in humans. Hum Biol. 2014;86(1):19-36.

Zhernakova A, Elbers CC, Ferwerda B, Romanos J, Trynka G, Dubois PC et al. Evolutionary and functional analysis of celiac risk loci reveals SH2B3 as a protective factor against bacterial infection. Am J Hum Genet. 2010;86(6):970-7.

Hunt K, Zhernakova A, Turner G, Heap G. Novel celiac disease genetic determinants related to the immune response. Nature. 2008;40(4):395–402.

 

¿Quieres conocer tu riesgo a esta y otras muchas enfermedades?
¿Quieres hacer una dieta personalizada a tu ADN?

>>Pide tu test genético ahora