Mieloma múltiple

Mieloma múltiple

El mieloma múltiple es un tumor del sistema linfático. Consiste en una proliferación de las células plasmáticas que producen los anticuerpos que nos defienden de infecciones y sustancias extrañas o antígenos.

Las células plasmáticas se encuentran normalmente en una pequeña cantidad en la médula ósea. Si se produce una proliferación que las haga aumentar, invaden la médula ósea y destruyen el hueso. Lo daños producidos dejan agujeros.

Cualquier hueso del organismo puede verse afectado, pero es frecuente que ocurra en la espalda, las extremidades, el tórax y la pelvis.

En condiciones normales, las células plasmáticas reconocen a los cuerpos extraños o antígenos y proliferan durante un tiempo para producir muchos anticuerpos. Cuando el agente desaparece, la proliferación de anticuerpos cesa. 

En el mieloma múltiple, una familia de células plasmáticas se convierte en tumoral. Entonces empieza a producir anticuerpos de forma continua y en cantidades superiores.

Síntomas de mieloma

El mieloma múltiple es evidente en sus fases iniciales debido al dolor en los huesos que puede causar lesiones osteolíticas u osteoporosis.

A veces estas lesiones se detectan la primera vez si hay una fractura de hueso con un esfuerzo o una lesión menor (ya que el hueso ya está débil o dañado).

La forma más severa es una abrupta compresión de las vértebras, con dolor de espalda o incluso síntomas de compresión de la médula espinal.

El mieloma múltiple también puede causar síntomas generalizados como fatiga (debido a la falta de glóbulos rojos), pérdida de apetito o pérdida de peso. Puede haber una reducción en el recuento de glóbulos blancos, lo que conlleva mayores posibilidades de infecciones y una reducción del número de plaquetas, lo que provoca una hemorragia anormal.

Además de los síntomas óseos y otros síntomas generales, también hay síntomas relacionados con la presencia de paraproteínas.  Esta proteína patológica es eliminada por el riñón y, en muchos casos, se detecta al determinar la razón de la insuficiencia renal. El exceso de paraproteínas puede causar una viscosidad anormalmente alta (“espesor”) de la sangre, lo que provoca mareos, confusión, alteraciones visuales y otros síntomas neurológicos.

Prevención del mieloma

No hay medidas preventivas para el mieloma múltiple.

Genes implicados en el desarrollo de mieloma

SNP : rs1805388
Gen o Región : LIG4

Hay estudios que sugieren que los polimorfismos en los genes que codifican las proteínas involucradas en la vía NHEJ podrían contribuir al riesgo de desarrollar mieloma linfoproliferativo. La NHEJ o la vía de reparación de ADN mediante unión de extremos no homólogos es un mecanismo celular que elimina las roturas de doble cadena (DSBs o “double-strand breaks”). Se cree que las vías anormales de reparación del ADN en las células de mieloma múltiple juegan un papel importante en el inicio de la enfermedad, la progresión y la aparición de resistencia. El polimorfismo rs1805388 o T9I ubicado en el gen de la ADN ligasa IV o LIG4. Dicho gen codifica para una enzima crucial para completar la vía NHEJ a través de la formación de un complejo molecular que se encarga de unir las DSBs en un paso dependiente de ATP. El estudio llevado a cabo por Roddam et al. (2002) demostró que el genotipo T9I TT estaba significativamente subrepresentado en el grupo de pacientes con linfoma. El polimorfismo T9I parece tener un efecto protector contra el desarrollo de mieloma múltiple. Los autores atribuyeron esta protección a la posibilidad de que la variante T9I pueda afectar las interacciones proteína-proteína de la ADN ligasa IV con componentes de la vía NHEJ. El análisis de subgrupos incluido en un metaanálisis mostró que la variación LIG4 T9I podía asociarse a una reducción leve del riesgo de cáncer en caucásicos (Xie et al., 2014).

Xie S, Shan XF, Shang K, Xu H, He J, Cai ZG. Relevance of LIG4 gene polymorphisms with cancer susceptibility: evidence from a meta-analysis. Sci Rep.2014;4:6630.

Roddam PL, Rollinson S, O’Driscoll M, Jeggo P A, Jack A, Morgan GJ. Genetic variants of NHEJ DNA ligase IV can affect the risk of developing multiple myeloma, a tumour characterised by aberrant class switch recombination. J Med Genet. 2002;39(12):900–5.