Publicado el

Glioblastomas

Glioblastomas

Glioblastomas

Los glioblastomas son tumores que surgen de los astrocitos, una clase de célula del tejido nervioso.
Los astrocitos tienen forma de estrella y conforman la glía limitante, que es la separación entre el tejido nervioso y la piamadre (una de las tres capas que cubren el cerebro).

Aumentan en frecuencia con la edad, y afecta a más hombres que mujeres. Sólo EL 3% de los tumores cerebrales infantiles son glioblastomas.

No se sabe exactamente qué factores provocan que los astrocitos se vuelvan cancerosos.

Estos tumores suelen ser muy malignos porque las células se reproducen rápidamente y porque estas células están en contacto con una amplia red de vasos sanguíneos. Los glioblastomas se encuentran generalmente en los hemisferios del cerebro, pero se pueden encontrar en la médula espinal.
Rara vez se propaga en otras partes del cuerpo.

El Glioblastoma representa alrededor del 17% de todos los tumores cerebrales primarios y aproximadamente 60-75% de todos tumores de los astrocitos.

Tipos de glioblastomas

  1. Primario o de novo: Estos tumores tienden a formarse muy rápidamente y, por ello, son muy agresivos. Es la forma más común de glioblastoma;
  2. Secundario: Estos tumores tienen un crecimiento más lento, pero aun así también son muy agresivos. Pueden comenzar como tumores de menor grado que con el tiempo se convierten en unos de mayor grado. Tienden a ser encontrados en personas más jóvenes y hasta los 45 años de edad. Representan aproximadamente el 10% de los glioblastomas.

Síntomas

Debido a que los glioblastomas pueden crecer rápidamente, los síntomas más comunes son causados generalmente por un aumento de la presión en el cerebro. Estos síntomas pueden incluir dolor de cabeza, náuseas, vómitos y somnolencia. Además pueden aparecer convulsiones, disfunción cognitiva progresiva, cambios en la personalidad, cambios en la conducta y pérdida de memoria.

Dependiendo de la ubicación del tumor, los pacientes pueden desarrollar una variedad de síntomas tales como debilidad en un lado del cuerpo, pérdida de memoria y/o dificultades en el habla y cambios visuales.

Prevención

Dado que se desconocen las causas de los glioblastomas, no hay medidas preventivas

Informe técnico

SNP : rs1136410
Gen o Región : PARP1

Los gliomas son uno de los tumores cerebrales más frecuentes que afectan a las células de la glía e incluyen dos grandes subgrupos: los gliomas difusos (más comunes) y los no-difusos con un patrón de crecimiento más delimitado. La Organización Mundial de la Salud los clasifica en diferentes grados que van del grado II al IV según la severidad y características histológicas (Wesseling y Capper, 2018).

El glioblastoma en concreto es un glioma difuso que afecta a los astrocitos (un tipo de célula glial) y se incluye dentro del grado IV. Su pronóstico es el más desfavorable de todos los gliomas, con una tasa de supervivencia del 30% y del 3%, al año y a los cinco años de su diagnóstico, respectivamente.

Aquí analizamos un polimorfismo que se ha visto que podría reducir el riesgo de glioblastoma. Se trata de la variante rs1136410 que se encuentra en el gen PARP1. En el estudio llevado a cabo por McKean-Cowdin et al. se observó que los individuos con una o dos copias del alelo rs1136410-G tenían una reducción del riesgo del 20% de desarrollar glioblastoma en comparación con los individuos con el genotipo AA.

El gen “poly(ADP-ribose) polymerase 1” o PARP1 codifica para una enzima que se localiza en el núcleo celular y se encarga de la modificación de otras proteínas nucleares participando en el proceso de reparación del ADN dañado. Además, PARP1 también parece estar implicada en la muerte celular programada y la regulación de la respuesta inflamatoria asociada.

McKean-Cowdin et al. sugirieron que como el polimorfismo rs1136410 afecta a un aminoácido del centro catalítico de PARP1 y el alelo rs1136410-G se asocia con una forma de la enzima menos activa, se produciría una menor respuesta inmune lo que explicaría su posible efecto protector frente al glioblastoma. Hay estudios posteriores, como el metaanálisis de Wang et al. que han destacado la importancia de este polimorfismo frente a la aparición de tumores cerebrales y gliomas en general.

Bibliografía

McKean-Cowdin R, Barnholtz-Sloan J, Inskip PD, Ruder AM, Butler M, Rajaraman P, et al. Associations between polymorphisms in DNA repair genes and glioblastoma. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2009;18(4):1118-26.

Wang H, Zhang K, Qin H, Yang L, Zhang L, Cao Y. Association Between PARP1 Single Nucleotide Polymorphism and Brain Tumors. Mol Neurobiol. 2016;53(4):2083-9.

Wesseling P, Capper D. WHO 2016 Classification of gliomas. Neuropathol Appl Neurobiol. 2018;44(2):139-150.

¿Quieres conocer tu riesgo a esta y otras muchas enfermedades?

>>Pide tu test genético ahora.