leche de soja e isoflavonas

Leche de soja e isoflavonas

La -mal llamada- leche de soja e isoflavonas se han convertido desde hace unos años en una fuente de ingreso fácil y barata para empresas de alimentación. La soja es junto al maíz uno de las grandes cosechas modificadas genéticamente. Usar semillas de una legumbre que resiste casi todo, hace que su cultivo y su rentabilidad sean muy atractivos.

En primer lugar, aclaremos: no es leche de soja. Es bebida de soja.

La leche está perfectamente definida e identificada y solo puede denorminarse leche a las secreciones de las glándulas mamarias de mamíferos. Las más comunes, la leche de vaca, cabra y oveja. Pero también las de búfala y camella.
Por tanto los líquidos extraídos de las legumbres no son leche. Ni pueden denominarse legalmente leche en su etiquetado.

El pasado 28 de julio de 2011, la European Food Safety Authority EFSA, máxima autoridad europea en seguridad alimentaria, emitió un estudio en el que analizaba las diferentes alegaciones que se hacen sobre la soja y las isoflavonas de soja.

Efectos de las isoflavonas de las bebidas de soja

El estudio concluye que:

  1. ADN. No existe relación causa efecto entre el consumo de isoflavonas de soja y protección del ADN contra el daño oxidativo.
  2. Colesterol LDL. No existe relación causa efecto entre el consumo de isoflavonas de soja y el mantenimiento de la concentración normal de colesterol LDL.
  3. Menopausia. Se concluye que no existe relación causa efecto entre el consumo de isoflavonas de soja y reduccción de los síntomas asociados a la menopausia.
  4. Salud cardiovascular. Concluye que el efecto es general, no específico y que no se refiere a ninguna alegación de salud específica.

Efectos negativos por consumo de bebidas de soja

Entonces ¿qué efecto positivo tienen las bebidas de soja? En principio, ninguno relevante ni de interés nutricional.
Sin embargo, sí se han descrito problemas más o menos graves, asociados a diferentes hechos, como el uso de los pesticidas utilizados en la soja genéticamente modificada o a la propia estructura química de las isoflavonas.
Algunos de los problemas que puede causar el consumo de bebidas de soja son:
  1. Alteraciones hormonales y abortos involuntarios, producidos en gran parte por el pesticida ampliamente utilizado en el cultivo de soja.
  2. Infertilidad en mujeres.
  3. Pérdida de líbido y disfunción eréctil en hombres, aumento de pecho o disminución del conteo de espermatozoides, producido por la genisteína y daidzeína.
  4. Alteración del equilibrio hormonal por el efecto de las isoflavonas sobre la tiroides y potenciación del desarrollo de bocio.
  5. Alteración de la absorción de minerales esenciales como hierro, calcio, zinc o cobre, por su contenido en antinutrientes que capturan los minerales esenciales e impiden su absorción.
Todos estos efectos son tanto más graves cuanto mayor sea el consumo de alimentos de soja y derivados.

Conclusiones

  1. La leche de soja no puede denominarse leche. Debe denominarse bebida de soja.
  2. El valor nutricional de la bebida de soja no es similar ni comparable al de la leche. Por tanto no puede usarse la bebida de soja como sustituto de la leche de vaca, aunque se presenten en formato similar.
  3. La actual evidencia científica no muestra ningún efecto beneficioso, por tanto es un alimento nuevo que no aporta nada nutricionalmente.
  4. La actual evidencia científica sí describe en cambio problemas de salud asociados al consumo de bebidas de soja.

Yago Pérez, Dietista – Nutricionista

 

Compartelo con tus amig@s: